1ra Cadena 101.7 FM

Implican a acusadas de la muerte del medio hermano del líder norcoreano

Autor: RF Nacional

|

Fecha: 5 octubre, 2017

Kuala Lumpur.- Rastros del potente agente nervioso VX se encontraron en la ropa de las dos mujeres acusadas del asesinato de Kim Jong-Nam, medio hermano del líder nocoreano Kim Jong-un, señaló hoy el experto en armas químicas más importante de Malasia. Raja Subramaniam, director de laboratorios en el Centro de Análisis de agentes de armas químicas en el Departamento de Química de Malasia, afirmó que había encontrado rastros del VX en las mangas de la ropa de las dos mujeres. El testimonio fue la primera evidencia que relacionó al VX con la indonesia Siti Aisyah y Doan Thi Huong de Vietnam, acusadas ??de arrojarle el tóxico al rostro de Kim Jong Nam dentro de una concurrida terminal del aeropuerto en Kuala Lumpur el 13 de febrero. Huong fue vista en los videos de vigilancia de los aeropuertos usando un sueter blanco con las letras grandes y negras "LOL", el acrónimo de "riendo en voz alta". El químico, que es el único malasio con un doctorado en análisis de armas químicas, afirmó que las pruebas de laboratorio detectaron el ácido VX, un producto degradado del agente nervioso, en la camiseta sin mangas de Aisyah. El VX se degradará una vez que esté expuesto a la atmósfera, dejando productos degradados del mismo, y el mejor método de descontaminación es lavarse con agua corriente en un plazo menor a los 15 minutos de haber sido expuesto, explicó. "La presencia de precursores VX y productos de degradación del mismo confirma la presencia de tóxico en sí", añadió en su testimonio a a la corte. Subramaniam reveló algunas pistas sobre cómo el VX – clasificado como un arma de destrucción masiva – podría haber entrado a Malasia sin ser detectado. Explicó que la sustancia es transparente y sin olor, por lo cual no sería detectada a menos que haya máquinas especiales, que el aeropuerto de Kuala Lumpur no tiene. Aisyah y Huong se han declarado inocentes del cargo de asesinato que podría conllevar a una pena de muerte si son encontradas culpables. Aunque no han testificado, su defensa sostiene que las mujeres fueron engañadas por agentes de Corea del Norte para creer que estaban jugando una broma inofensiva para un programa de televisión de cámara oculta. Sin embargo, la fiscalía sostiene que ambas mujeres eran conscientes de que participaban en un asesinato y para demostrarlo llamará a declarar a más de un centenar de testigos y expertos en el juicio que inició el lunes pasado en la capital malasia. Kim Jong-nam era el primogénito del fallecido líder Kim Jong-il y, por lo tanto, era considerado por algunos como el verdadero sucesor del régimen comunista norcoreano. Pyongyang sostiene que Kim murió de un ataque cardíaco y acusa a las autoridades malasias de conspirar con sus enemigos, al tiempo que insiste en identificar a la víctima como Kim Chol, el nombre que figuraba en el pasaporte con el que viajaba la víctima. Notimex


Source: Internacional