DESABASTO DE GAS IMPACTA A LOS PRODUCTORES LECHEROS

Alrededor de 600 mil litros de leche están en peligro de echarse a perder como consecuencia de la escasez de gas natural en la planta que procesa el producto para LICONSA, pues ha dejado de recibir las pipas. 

Lo anterior lo informó Santos Anchondo, líder de los lecheros en Delicias, quien destacó que ahora tienen que enviar el producto hacia el secador de Rubio, en el municipio de Cuauhtémoc, lo que les genera más costos y que les paguen un menor precio por cada litro de leche. 

Dijo que como sector primario están desconcertados, pues de un momento a otro la planta en Rubio pudiera saturase o incluso frenar operaciones por falta en el suministro de gas natural, lo que se traduciría en que la producción de miles de litros de leche estuviera en un grave riesgo de podrirse.  

Te puede interesar